Breve historia de las llaves

Es un objeto cotidiano que todos usamos una vez al día. A través de la historia, han sido los objetos de trabajo de los cerrajeros castelldefels, y a veces, cuando se pierden o se rompen, nos generan más de un dolor de cabeza. Pero, ¿alguna vez nos hemos preguntado de dónde vienen las llaves? ¿Por quién y cuándo fueron inventadas? ¿Cómo ha sido su evolución a través de los siglos? En este artículo trataremos de resolver algunas de estas dudas.

 

Las primeras llaves

 

Arqueológicamente, se han encontrado indicios del uso de llaves en la antigua ciudad de Nínive, en el imperio asirio. Este es el primer uso conocido tanto de llaves como de cerraduras. Estos eran simples mecanismos de madera que luego serían perfeccionados por primitivos cerrajeros que vivían en al antiguo Egipto. El sistema que estos inventaron se mantiene hasta el día de hoy, en el que una serie de cilindros se mueven según la forma de la llave introducida. Si es la llave correcta, la combinación de los cilindros levantados permite abrir la cerradura.

 

Los primeros sistemas de metal

 

Tanto las cerraduras como las llaves de metal aparecerían posteriormente en la historia, y se presume que fueron trabajo de artesanos en el imperio Romano. Estos elaboraban sistemas de seguridad diseñados para que los ciudadanos poderosos de la ciudad pudiesen guardar sus valores, joyas y prendas bajo estrictas medidas de seguridad. Estas cajas de seguridad de los potentados romanos son los antecedentes de las modernas cajas fuertes.

 

Candados y cerraduras modernas

 

Los primeros candados con formas y funcionamiento parecidos a los actuales empezaron a producirse en masa luego de la Revolución Industrial, en el siglo XVIII. Los avances tecnológicos que se dieron en este período permitieron que las llaves y las cerraduras adquirieran un gran avance en relación a los siglos anteriores. Este auge en la producción respondía, además a la necesidad de seguridad que tenían los nuevos industriales que acumulaban riquezas y que requerían resguardar sus objetos de valor, negocios y propiedades.

 

Invención de la llave moderna

 

Las llaves y cerradura que todos conocemos hoy por hoy fueron patentadas a finales del siglo XVIII por Robert Barron. Este sistema vino a perfeccionar lo que por años había sido un sistema que, aunque seguro, seguía presentando fallas y en algunos casos era muy fácil de violentar. Barron inventó un sistema basado en varios movimientos que lograba así potenciar la seguridad con la que se resguardaban las cajas fuertes, los cajones, las puertas y los candados.

 

La evolución de la historia de las llaves ha sido la misma evolución de gran parte de los logros humanos. En la más lejana antigüedad se sentaron las bases de lo que hoy se usa en la mayoría de los hogares del mundo. Con la ayuda de todas las mentes innovadoras que han resuelto innumerables problemas y las cada vez más innovadoras herramientas que ofrece la tecnología, las llaves y las cerraduras son sistemas que cada vez se hacen más confiables y duraderos.