Toda la información necesaria acerca de las cerraduras tubulares

Al momento de remodelar el hogar, es posible el interés o la necesidad de reemplazar las puertas de la propiedad, existen diversos modelos de cilindros y cerraduras, cada uno de ellos tiene propiedades, ventajas y desventajas.

 

Tipos de cerraduras en el mercado

Existe una amplia gama de cerraduras, todas ellas pueden clasificarse de una de estas maneras: cerradura embutida o cerradura de sobreponer.

Las cerraduras embutidas son las más utilizadas, se distinguen fácilmente porque son aquellas que son instaladas dentro de la puerta, quedando integradas a ella, por lo general son muy difíciles de detectar a simple vista, además ofrece un alto grado de seguridad.

Por otra parte están las cerraduras sobre puestas, las cuales no van integradas en la parte interna de la puerta, estas se instalan de tal manera que todo su cuerpo queda fácilmente visible.

En esta oportunidad encontrará toda la información necesaria acerca de las cerraduras tubulares, las cuales pertenecen al grupo de las cerraduras integradas.

 

¿Qué es una cerradura tubular?

Las cerraduras tubulares son aquellas que carecen de llave, sólo utiliza un dispositivo que cumple la función de un cerrojo, y este es accionado a través de un botón que se ubica en el pomo. Al pulsar el botón, la cerradura se bloquea, de manera tal que no se puede girar, impidiendo el acceso a otras personas de la casa, proporcionando privacidad.

Son cerraduras elaboradas en un material muy resistente, por lo que son utilizadas en puertas muy transitadas, además todas las cerraduras tubulares las puedes encontrar en diferentes tamaños, sin embargo su mecanismo es el mismo.

Este tipo de cerradura no son recomendadas para ser utilizadas en puertas exteriores, un buen cerrajero en la llagosta podrá sugerirlas para las puertas internas de la propiedad, por ejemplo las salas de baño y las habitaciones.

 

Características de las cerraduras tubulares

Como se mencionó anteriormente, este tipo de cerraduras tienen el nivel de seguridad ideal para ser utilizadas en la parte interna de la casa, y una de sus principales características es que se pueden abrir o cerrar desde la parte externa con el uso de una llave, y desde el interior de la habitación, sólo se necesita pulsar el botón o girar una pequeña manecilla.

Un cerrajero puede confirmar que este tipo de cerraduras también suelen usarse en oficinas, locales comerciales como un restaurante, ya que permiten proteger la intimidad desde el interior, y al mismo tiempo el propietario mantiene el control desde afuera, con el uso de la llave, en caso de alguna emergencia.

Este tipo de cerraduras presenta otro modelo, y se trata del tipo de cerradura que puede abrir o cerrar la puerta únicamente desde la parte interna de la habitación, no obstante, este tipo de cerraduras presenta un mecanismo que permite resetear la cerradura y se desbloquea automáticamente, ante cualquier emergencia, este mecanismo puede ser un pequeño orificio.

Es importante señalar, que este tipo de cerradura es bastante resistente al intentar forzarla, por otra parte, el inconveniente que suele presentarse es que en algunos casos el pestillo se bloquea, por lo que la persona que esté dentro de la habitación quedará encerrada.