Cultura de seguridad

cerradura_buzonEs necesario insertar en la sociedad una cultura de seguridad. Debemos aprender desde niños a cuidarnos integralmente y a cuidar la propiedad privada. Pero no de manera aislada sino implementar foros de educación de seguridad, del respeto por la propiedad ajena y las diferentes maneras de evadir a los agresores, tal como se enseña ciencia, idioma o matemáticas.

Hay que sincerarnos que cuando alguien ejerce violencia contra nosotros o encontrar de nuestra propiedades es cuando corremos a buscar ayuda. Es pertinente que desde ya aumentes las barreras de seguridad en tu inmueble.

Las barreras de seguridad en una propiedad no se trata de cercos eléctricos ni cordones de seguridad, se trata que de manera discreta se coloquen obstáculos eficientes que retrasen el recorrido de un ladrón si lograse entrar.

Aunque no las percibas a primera vista, el trabajo de los cerrajeros en Les corts es poner barreras a partir de piezas de cerrajería de buena calidad. Desde la puerta mas exterior, hasta el interior en closet, alacenas, cajas fuertes, depósitos, habitaciones especiales o cualquier elemento interno de seguridad.

Profesionales a disposición

Uno de los pasos por adquirir una cultura de seguridad arraigada, es que solo se opten por servicios profesionales en materia de seguridad. Que tu establecimiento sea un lugar seguro, no puedes dejarlo en mano de la improvisación, ni en tus mas destacadas prueba de ensayo y error.

No se pretende que contrates de por vida a los cerrajeros, si no que para resolver asuntos con puertas y ventanas contactes a las personas que si saben del tema. La cerrajería tiene varias áreas que atender y cada profesional se capacita, busca información actual en reuniones del gremios y se mantiene al tanto de los productos dejados en el marcado para lograr su acometido anti intrusión.

Reglamentación de estado

Los cerrajeros de profesión deben tener licencia para ejercer tal oficio, hace falta que quienes ayudan a otros a cuidarse de los delincuentes, sean personal calificadas para ello, reglamentadas por las leyes del estado que den en lo posible lo mejor de sus profesionales.

Aquí estamos dispuestos ante cualquier llamado, para mejorar la cerrajería de casas y comercios, para no darle gusto a los cacos, pero al menos tienen que querer el servicio”, dice un cerrajero de brazos cruzados.

Nadie puede ser ayudado si no se quiere la ayuda. Hay una buena cantidad de profesionales, con diferentes tarifas y que se dedican de manera general a ala cerrajería o atienden un área en particular, pero con el mismo empeño en cuidar el bien ajeno.

Conciencia social

La mejor manera de conseguir respeto es respetando primero. Hay países que han logrado llevar la delincuencia a cero. Si la intención de mejorar es general de la sociedad, si se puede lograr como otros lo han hecho. Los cerrajeros hacen su parte ofreciendo buenos servicios y medidas estratégicas para mantenerse a salvo. Tu puedes hacerlo acatando los consejos de seguridad, enseñando mediante el ejemplo a respetar la propiedad privada e inculcando una cultura de seguridad diariamente.