Taller de Cerrajería

Es tiempo en que las personas quieren saber todo, en cualquier momento, dedicarse a un oficio o generar un negocio de lo que mas le llame la atención hacer. La cerrajería es un oficio de responsabilidad social, que no puede ser tomado con ligerezas, porque de ello depende la integridad de las personas y mantener los valores y pertenencias resguardados.

Es justificable saber que cada vez mas jóvenes quieran dedicarse al mundo de la cerrajería, y es admirable los apoderados del conocimiento quieran compartirlo con ello, para que este oficio de la seguridad prevalezca en el tiempo, siendo una actividad interesante, pero que requiere de entrega.

Esto porque en la actualidad los cerrajeros prestan sus servicios las 24 horas del día, están dispuesto a ir a cualquier zona del país, con tal de no dejar a sus clientes a expensas de los delincuentes. Esto no se aprende, se inculca de los maestros cerrajeros poblenou a sus aprendices. Se enseña el proceso de reparar una cerradura pero mientras se habla sobre la importancia de la discreción.

Se enseña sobre el arte de hacer una llave, pero se habla de la ética de hacer un trabajo bien y con garantía de que el cliente no se preocupara de nuevo, al menos de esa incidencia. Un taller de cerrajería aporta a su participante la vivencia de saber de boca de los expertos cada una de las anécdotas con sus clientes y como pudieron resolverlas.

Confección de llaves

Un cerrajero de oficio debe saber el arte y la ciencia de fabricar una llave para una cerraduras sin otras llaves, es decir se debe dominar el arme y desarme de las cerraduras para saber cual es la combinación hallando el relieve de la llave que se necesita.

Cualquier cerrajero no maneja esta información, solo los  mas habilidosos maestros de la cerrajería lo realizan. La confección  de una llave a partir de la cerrajería, es un trabajo de mucha paciencia, compromisos y dedicación en terminar el trabajo.

Reparación de cerraduras

Otra de las habilidades que debe poseer un cerrajero profesional, para destacar sobre el montón de colaboradores de la seguridad, es la reparación de cerraduras. Muchos hacen ver a sus clientes que las cerraduras están dañadas por no querer repararlas o porque simplemente no saben hacerlo.

Peor los verdaderos profesionales de la cerrajería, saben confeccionar una llave y por supuesto reparar cualquier cerradura, de alta calidad o las mas sencillas como las exteriores o interiores.

Desarrollo de un oficio

Un taller de cerrajería le a otorga a los jóvenes un oficio digno y respetable. Los cerrajeros deben ser personas discretas, honradas, persistentes. Algunos jóvenes en carreras universitarias ven el negocio de cerrajería, como una forma de obtener dinero extra pero lo cierto es que puede ser un negocio para toda la vida.

Un taller de cerrajería no se imparte a cualquiera que quiera aprender las técnicas, se imparte a personas que no dispongan de antecedentes , personas que demuestran que van a hacer algo productivo con el conocimiento.